Seleccionar página

Manipulación Visceral

 

El sistema visceral depende de la sincronicidad interconectada entre los movimientos de todos los órganos y estructuras del cuerpo. En un estado de salud óptimo, estas relaciones armoniosas se mantienen estables a pesar de la interminable variedad de movimientos del cuerpo. Pero cuando un órgano no puede moverse en armonía debido a un tono anormal, adherencias o desplazamientos, éste trabaja contra órganos y músculos, membranas, fascias y estructuras óseas del cuerpo. Esta desarmonía crea fijaciones, puntos anormales de tensión que hacen que el cuerpo se vea forzado a moverse entorno a ellos. Y esta irritación crónica, sucesivamente, prepara el terreno para enfermedades y disfunciones.

Imagine una adherencia alrededor de un pulmón. Puede crear un eje modificado que demanda una acomodación anormal para las estructuras corporales vecinas. Por ejemplo, la adhesión puede alterar el movimiento de una costilla, lo cual puede a su vez crear un desequilibrio en la columna vertebral y, con el tiempo, posiblemente desarrolle una relación disfuncional con otras estructuras.

La Manipulación Visceral se basa en la palpación de las fuerzas normales y anormales dentro del cuerpo.

¿Cómo puede ayudarte la Manipulación Visceral ?

La Manipulación Visceral es usada para localizar y solventar problemas en cualquier parte del cuerpo. Estimula tus propios mecanismos naturales para mejorar el funcionamiento de tus órganos.